VISTO EN REDES SOCIALES.

Si el Golf fuera la escuela, nos enseñaría una gran vida. Nos enseñaría a saludar, a ser pacientes, a cumplir normas, a respetar, a seguir reglas de etiqueta, reglas de cortesía.

Si el golf fuera la escuela, nos enseñaría a tener y seguir un orden, a ser puntual, a guardar silencio y estarse quieto cuando es requerido.

Si el golf fuera la escuela, nos enseñaría a mantener la calma, desarrollar el temple, vivir el aquí y el ahora sin atormentarnos por el pasado o aterrarnos por el futuro. Cada golpe a la vez !

Si el golf fuera la escuela, defintivamente nos enseñaría a ser justos y correctos. Nos enseñaría a ser honrados, no tan solo con los rivales sino con nosotros mismos.  

Si el golf fuera la escuela, nos enseñaría a asumir nuestras responsabilidades y afrontar las adversidades, a pensar bajo presión, y a no buscar culpables de nuestras incapacidades o propias decisiones.

Si el golf fuera la escuela, nos enseñaría a respetar a nuestros semejantes, a tener compromiso, el valor de la perserverancia, a cooperar y ayudar a los demás y ser ejemplo para nosotros mismos y por ende a los demás.

Si el golf fuera la escuela, veríamos con mas sencillez la vida y definitivamente seriamos todos mejores personas. 

Saludos a todos mis amigos que cuentan con la dicha y fortuna de disfrutar enormente el juego, deseandoles que sean muchísimas rondas y años de disfrutarlo.

Puede ser que el golf sea para viejitos, niños, jovenes, adultos, pero definitivamente es una excelente vía para sanar y madurar el alma.

A jugar golf, cualquier día, cualquier hora, con cualquier clima, con un excelente amigo o contigo mismo. 

ANONIMO.